Norma Valle

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

¿Papado del Siglo XXI?

  • PDF

La noticia de la elección del nuevo pontífice de la iglesia católica me interrumpió en una reunión con un rápido mensaje en el móvil. ¡Ah, los tiempos cambian! ¿Pero cambiarán para el papado del Siglo XXI, se adecuará la iglesia a este valiente mundo nuevo? Una actitud de ambigüedad matizó mi opinión respecto al nuevo papa. Si, sensaciones mixtas. Umm, feliz porque un cardenal latinoamericano fuera seleccionado para la trascendental posición internacional, desalentada por su tímida actuación, por no decir otra palabra más fuerte, durante la cruenta dictadura militar (1976-1983) en su natal Argentina.

Durante años hablar del catolicismo en Latinoamérica significaba la teología de la liberación, era revivir las máxima del Concilio Vaticano II (1962-1965) que revolucionó la iglesia y la volvió más cerca a su pueblo y más lejana del lujo y la fanfarria. Latinoamérica, sin embargo, es tan diversa como cualquier continente aunque el idioma y la cultura que prevalecen son el español y el catolicismo cultural.

Jorge Mario Bergoglio, ahora convertido en el Papa Francisco I, responde a una férrea tradición jesuita, erudito, humilde y conservador, tal vez demasiado para algunas personas. Se opuso ferozmente al matrimonio entre personas del mismo sexo legalizado en Argentina, así como al aborto y al uso de contraceptivos. Y yo me pregunto, ¿pero qué se esperaba de un oficioso cardenal? Pues solo lo que responde a los dogmas oficiales de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, ni más ni menos.

Una parienta me preguntó que por qué tanta atención a solo una de las religiones del mundo, ¡tanto aspaviento con la elección de un papa! Y yo me reafirmaba en lo mucho que disfrutan los medios de comunicación del espectáculo (no tan solo de la noticia), por lo que los ritos y el protocolo vaticano es miel para la prensa internacional. Además, debemos recordar que durante 16 largos siglos de historia la única religión oficial de casi toda la poderosa Europa era la católica. Es así como nuestro calendario, nuestro mundo gira al compás de esa cultura.

Hoy, cuando el nuevo Papa Francisco I asuma el poder de su cargo, importantes sectores de su iglesia y de la sociedad en general le pedirán que impulse cambios en reglamentos y dogmas para adecuarlos al Siglo XXI: la eliminación de la corrupción en la jerarquía eclesiástica, la condena de la pederastia, la negociación sobre los derechos inalienables de las mujeres y la comunidad LGTTB, la eliminación del celibato para sacerdotes, un papel activo para las mujeres en la iglesia, así como un mayor apoyo a la obra social comunitaria.

Durante el ángelus que ofició el pasado domingo el Papa Francisco, cuyo nombre evoca bondad y solidaridad con los pobres, dijo que “de Jesús no escuchamos palabras de desprecio, ni de condena sino de amor, de misericordia; Dios no se cansa jamás de perdonar”. Espero que el nuevo papa haga suyas esas palabras.

 

El Vocero, para el 12 de marzo de 2013

 

Las más recientes

Las más leídas

You are here: Periodismo Vocero de Puerto Rico ¿Papado del Siglo XXI?