Norma Valle

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

La pasión del #8M Featured

20 Mar 2017

El Día Internacional de las Mujeres se conmemora en el mundo desde hace más de un siglo, sin embargo, este año de 2017 el activismo resurgió con una fuerza inconmensurable. Miles de mujeres se volcaron a las calles de cientos de ciudades del mundo, en todos los continentes. El grito desgarrado por la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres se dejó sentir.

Puerto Rico no fue la excepción. Las mujeres puertorriqueñas, y hombres solidarios, se unieron al paro internacional convocado por organizaciones feministas y de derechos humanos. Se detuvo el tránsito en la vía más transitada del país a la hora pico de las seis de la mañana, se detuvo el reloj en cientos de centros de estudio y trabajo a las 11:00 a.m., se realizó una concentración y piquete masivo de 3 a 6 de la tarde en el centro financiero de San Juan. Simultáneamente, en escuelas y universidades, sindicatos y organizaciones, se realizaron charlas informativas sobre la fecha emblemática feminista que reclama las reivindicaciones sociales de las mujeres del mundo.

Nos preguntamos, ¿por qué ahora? ¿Por qué el #8M2017? Entiendo que son múltiples y profundas las razones, por lo que debemos analizarlas y comprenderlas por el bien de nuestra sociedad.

1) La primera y, tal vez más evidente, es la situación de precariedad económica que estamos sufriendo en prácticamente todos los países del mundo. Las mujeres, lo afirman investigaciones serias, son las más golpeadas por la crisis. Son las primeras que quedan desempleadas (algunos patronos insisten en que su trabajo asalariado es secundario al del hombre). Son las más vulnerables en los procesos migratorios, y quienes se emplean en trabajos de más baja remuneración.

2). La violencia desenfrenada que en el Siglo XXI en vez de disminuir, crece. En este renglón, cito a la Red de Salud de las Mujeres para América Latina y el Caribe: “¡El patriarcado no se detiene y nosotras tampoco!” Este 8 de marzo estuvo marcado por la resistencia combativa de millones de mujeres en América Latina y el Caribe, quienes se tomaron las calles para denunciar las violencias estructurales que recaen sobre las mujeres y las niñas. Pero también el patriarcado nos recordó que la violencia desde su máxima expresión sigue posándose sobre los cuerpos de las mujeres, de las niñas y de las empobrecidas por este sistema capitalista que comercia y transa con sus cuerpos”. (http://reddesalud.org/el-patriarcado-no-se-detiene-y-nosotras-tampoco/)En Puerto Rico la violencia machista se refleja de forma apabullante, no solo por los feminicidios que estremecen el país, sino también por el burdo acoso sexual que padecen las mujeres ¡todavía! de parte de líderes políticos como el alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, a quien el movimiento de mujeres ya le exigió la renuncia a su puesto.

3). La misoginia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien olímpicamente aceptó que tocaba en sus genitales a las mujeres con las que se encontraba en fiestas como si fuera una gracia. En su presidencia, carga contra las migrantes, amenaza con eliminar el derecho al aborto, el seguro médico y otras medidas represivas. Su discurso misógino permea su administración.

4). La impresionante marcha de las mujeres contra Trump en los Estados Unidos, y algunos otros países, puesto que se entiende que las políticas de ese país contra las mujeres influirán en otros estados. La marcha de más de 200,000 personas en Washington, D.C., replicada también en otras ciudades, demostró la fuerza que tienen las mujeres si actúan unidas.

5). Más jóvenas se suman al movimiento internacional de mujeres, conscientes de que los derechos obtenidos con sangre, sudor y lágrimas por sus antecesoras durante siglos pueden ser revocados por un “Trump” cualquiera con un plumazo. Desde la temprana edad media europea, el movimiento de mujeres comenzó a forjarse y a luchar en una miríada de formas. Desde entonces, las mujeres y hombres solidarios, no hemos descansado, porque la equidad no se alcanza todavía.

6). Los medios de comunicación y las redes sociales han desempeñado un papel protagónico en este #8M2017, con la divulgación de muchas de las actividades, manifestaciones y declaraciones públicas en torno a la fecha. Pero, principalmente, les han dado voz a las mujeres organizadas y en su nivel individual para denunciar condiciones escandalosas de violación de los derechos humanos de las mujeres. Los medios, además, han publicado artículos de opinión y teóricos sobre la condición de las mujeres, la violencia estructural contra nosotras, así como sobre las aportaciones de siempre de las mujeres a la sociedad.

El cine, por ejemplo, exhibió este año películas como “Hidden Figures” sobre varias importantes científicas que colaboraron en el proyecto de llevar una persona a la luna, y a quienes no se les dio crédito en su momento. En Francia, la persecución de una mujer a su violador, fue también sobresaliente. Series de televisión, programas radiales, han contribuido a la divulgación de las nuevas y viejas realidades de las mujeres en el mundo.

Y, por supuesto, el uso de las redes sociales que hoy en día amplifican los mensajes, es ahora parte del aprendizaje de una buena activista feminista. Es la forma más rápida, inmediata de conectarse para la movilización. Esta nueva versión mediática es un instrumento, que bien utilizado, contribuye a la participación en las luchas reivindicativas.

Por las razones expuestas entiendo que el #8M2017 resultó ser un éxito, pero la lucha de las mujeres contra la misoginia y por la equidad no puede quedarse en una fecha, tiene que continuar organizada y activa. Las grandes manifestaciones son importantes, pero siempre subrayo que los pequeños actos cotidianos de tenaz resistencia son los que nos mantienen siempre en lucha. Así ha sido la historia de las mujeres a través de los siglos y continuará para que la pasión del #8M2017 sobreviva.

Written by  Norma Valle

Las más recientes

You are here: Home